Cuando eres debil..

 En la carne somos debiles, sentimos el dolor, fatiga, cansancio por diversas razones, lo cierto es que todas hemos experimentado ese estado de debilidad, nos sentimos sin fuerzas para seguir.
Pueden ser las circunstancias que nos rodean, problemas que no podemos resolver, situaciones inesperadas, enfermedades en nuestro cuerpo, sufrimos depresion, stress, angustia, dolor, que nos roban la paz y el gozo de nuestra Salvacion.

 Entre otras tantas enfermedades que muchas de las ocasiones comienzan en la mente, pueden llevarnos a caer en adicciones, en el afan de huir de una realidad dolorosa, por la incapacidad de resolver o cambiar las circunstancias que vivimos.

El enemigo es experto en reconocer la mas minima oportunidad, para llegar y estacionarse en nuestra habitacion de la soledad, preocupacion, angustia, ira, verguenza, llenando nuestra mente de pensamientos de fracaso, derrota, temor, miedo, inseguridad, con palabras como; no podras seguir adelante, no hay salida, es demasiado tarde, no tienes la capacidad, eres muy joven, o muy viejo, Ya No hay tiempo!.

La Buena noticia es que no debemos permanecer ahi, en ese estado debil, pasivo. Dios que nos conoce mejor que nosotros mismos, y al igual que el Apostol Pablo, pasaba por momentos de gran dolor, que rogo al Padre, no solo una vez, por tres veces! Padre Quitame este "aguijon" que me acongoja, me inquieta, y molesta sobremanera. Que no me deja vivir en paz.

A lo cual Dios le contesto: BASTATE MI GRACIA, PORQUE MI PODER SE PERFECCIONA EN TU DEBILIDAD. 2 Corintios 2:19


Dios quiere ser nuestra fuente de Fortaleza, Poder y Gracia!

Que aprendamos a depender de El, segun el Poder que mora en nosotros a travez de Cristo Jesus y su Santo Espiritu.

Para que de El sea la Gloria y no de nosotros.

Cuando reconocemos que lo que nos ha dañado en nuestra debilidad (subrayo, nosotros mismos reconocemos) no los demas, y vamos al trono de la Gracia de Jesucristo, para el oportuno socorro, con un corazon humillado delante de Dios entonces escucharas la voz de Dios diciendo: BASTATE MI GRACIA!...

Por mas duro que haya sido el ataque, Tu Debilidad se convertira en Fortaleza, ya no podra arrebatarte mas la paz de tu corazon.

Es necesario le permitas a Dios trabajar en tu vida, transformar tu mente y corazon. Cuando el Poder de Dios se perfecciona, su Gracia te llena de su Paz, hechando fuera todo temor, angustia o dolor.

Porque cuando eres debil, entonces seras Fuerte, pues aunque parezca que el Nuevo dia no llegara, por su gracia, milagrosamente saldra el sol para Ti de Nuevo.

El abrira camino, movera montañas, calmara la tempestad.

Tus debilidades son una gran oportunidad para que la gracia de Dios se manifieste en tu vida, y perfeccione su Poder en Ti.

POR LO TANTO DE BUENA GANA ME GLORIARE MAS BIEN, EN MIS DEBILIDADES PARA QUE REPOSE EN MI EL PODER DE CRISTO. 2 Corintios 12:8

BeNDiCiONeS!