ABRE MIS OJOS SEñOR,,,,

Nuestra vista es muy limitada, podemos ver solamente a distancias muy cortas, sin embargo la vision de Dios no tiene limites.


Es por eso que no podemos creer por lo que nuestros ojos ven, ni el entendimiento nos alcanza para comprender los caminos de Dios.


Dice su palabra: Mis caminos y mis pensamientos son mas altos que los de ustedes; mas altos que los cielos sobre la tierra. Isaias 55:9.

Por eso debemos pedirle a Dios nos de su vision, para llegar a ver lo que el quiere que veamos, con los ojos espirituales.
obtener la vision de Dios, nos transforma la vida, porque podemos comprender que Dios demanda de nosotros, cual es nuestro proposito en la vida, y como debemos actuar.
Podremos leer y comprender su palabra, escudriñarla y llegar a conocer a Jesus como nuestro Salvador Personal.

En Mateo 20:29-33 esta la historia de dos hombres ciegos, los cuales habian escuchado de Jesus, pero no podian verlo, sabian que podia darles su vista y conocerle personalmente como su Salvador y Sanador, lo cual cambiaria su vida por el resto de sus dias.
Por sus limitaciones no podian acercarse demasiado, sin embargo podian oir cuando El paso cerca de ellos, y gritaron con todas sus fuerzas.
--Señor, Hijo de David, ten compasion de nosotros!
la multitud que acompañaba a Jesus, los hacia callar, pero nada cambio su intencion de encontrarse con Jesus. Era su oportunidad de ir en busca del milagro, tal vez la unica oportunidad, o resignarse a vivir el resto de sus vidas en un mundo en tinieblas, limitados por la falta de vista.

Al escucharlos Jesus les dijo: Que quieren que haga por ustedes?...
Ellos al instante respondieron: Jesus, queremos recibir la vista!
Jesus se compadecio de ellos y les toco los ojos. Al instante recobraron la vista y lo siguieron.

Hoy quiero invitarte si no has conocido a Jesus, si no has podido ver cual es el proposito de Dios para tu vida, si has leido la biblia, sin llegar a comprender su palabra, no has podido ver cual es el camino a seguir, Amada Amiga, solo tienes que acercarte a Jesus, y pedirle como estos dos ciegos, --Señor, Hijo de David, ten misericordia de mi!....quiero ver lo que tu ves, abre mis ojos espirituales, muestrame tus sendas, enseñame tus caminos, y al igual que estos dos hombres, al instante Jesus pondra sus manos sobre tus ojos, y te dara una nueva vision.

Podras ver la luz, y escudriñar su palabra y entender cuando el salmista decia: Lampara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino.

Señor abre mis ojos, para que contemple las maravillas de tu ley. Salmos 119:18

BeNDiCiONeS!