No lo olvides




Somos muy faciles para  olvidar lo bueno y prontos para recordar lo malo, todo lo que antes nos causaba alegria y agradecimiento hoy lo vemos como algo ordinario. A menudo parece como si dieramos por hecho que todo lo que hoy tenemos lo hemos tenido siempre.

Hace apenas unos dias mi esposo me recordaba cuando comenze a usar la computadora, lo emocionada y agradecida que estaba y hoy me parece algo tan comun y normal, te ha pasado lo mismo?... Recuerdas el dia cuando terminaste la escuela, los sueños que tenias, los planes que anhelabas comenzar?... El primer telefono celular?..
.La casa en la que vives hoy, ese primer dia cuando llegaste ahi, recuerdas como fue, revizar todos los detalles, los servicios, todo lo que te gusto?...Algo emocionante, con nuevos planes, agradecida con Dios, y que decir del trabajo que tienes hoy, ese primer dia cuando comenzaste, tal vez con temor pero emocionada y agradecida?..

.Y todo esto se ha vuelto tan ordinario, comun, que hasta podemos quejarnos cuando algo se descompone en la casa, o la computadora deja de funcionar, o tal vez cuando suena el celular y ya no quieres ni contestarlo?...

Cuantas veces Dios te ha demostrado su fidelidad y su gran amor por Ti,..Ahora estamos mas enfocados en preocuparnos y angustiarnos por las que cosas que nos faltan o por las que hemos perdido, no te parece que somos muy facil para olvidarnos de todos los beneficios recibidos?...

Te recuerdas de ese primer dia en que escuchaste de Jesus, cuando fuiste salvo?...Fuiste uno de los que anhelaba tener la oportunidad de compartir con todos los amigos y familiares que aun no le conocen, del gran amor de Dios y su palabra?..
Como a transformado tu vida, el cambio que experimentaste en el antes y despues de Jesus!

Con cuanta razon el Salmista David escribio el Salmo 103:2-5 que dice:

Alaba alma mia al Señor,
y no olvides ninguno de sus beneficios.

El perdona todos tus pecados
y sana todas tus dolencias;

el rescata tu vida del sepulcro
y te cubre de amor y compasion

el colma de bienes  tu vida
y te rejuvenece como a las aguilas.

Señor no permitas que olvidemos ninguno de tus beneficios, ayudanos a mantenernos con un corazon agradecido por tus bondades, tu amor y fidelidad, a reconocer que somos bendecidos por todo lo que nos  has dado, ayudanos a enfocarnos en todo lo que tenemos y no en lo que nos hace falta, escudriña nuestro  corazon y ve si hay en el camino de perversidad, y arranca de raiz toda angustia y preocupacion en el nombre poderoso de Jesus. Amen