Mis ovejas oyen mi voz y me siguen

Y uno de sus discipulos, al cual Jesus amaba, estaba recostado al lado de Jesus. Juan 13:23

Cuantos deseamos haber estado en el lugar de Juan, el discipulo amado, al que se refiere esta escritura, tan solo con imaginar ese gran privilegio que el tuvo, de estar tan cerca de Jesus no solo fisica, tambien emocional y espiritualmente.
Juan tuvo la oportunidad de escuchar su voz, aprender sus enseñanzas, ser su discipulo, su seguidor, pero esto lo hicieron tambien los otros discipulos. Sin embargo, Juan fue mas alla, Jesus lo amaba de una manera especial, podia recostarse sobre su costado y escuchar su corazon! Se habia ganado su confianza y tenia un lugar especial en el corazon de Jesus.

Meditaba en esta porcion de la escritura, y pensaba que lugar de privilegio tuvo Juan. Sin embargo Tu y Yo tenemos esa misma oportunidad de acercarnos a Jesus y escuchar su corazon y su voz.

Su palabra dice:
Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen.
Y yo les doy vida eterna; y no pereceran jamas, ni nadie las arrebatara de mi mano.
Juan 10:27,28

Jesus sigue hablando a sus ovejas, y espera que podamos conocer su voz y obedecerle. Y nadie mas podra arrebatarnos jamas de su mano. El cuidara de nosotros y con su gran amor nos rodeara.


Señor Jesus, ayudanos a escuchar tu voz, conocer que es lo que te mueve a misericordia, a amarnos de tal manera que diste tu vida por nosotros sin merecerlo.
Ayudanos a ser sensibles a tu voz, danos oidos prestos para escucharte, y mantenernos tan cerquita de ti, que podamos escuchar los latidos de tu corazon, anhelamos ese lugar que tuvo Juan, de recostarse a tu costado, de ser llamado tu discipulo amado, de aferrarnos a tu mano y no soltarnos jamas. Te adoramos Rey de Reyes y Señor de Señores. Amen

Nunca te alejes de tal manera que no puedas escuchar mas la voz de su corazon y sentir su amor protegiendo y rodeando tu vida.

BeNDeCiDA!