A quien mucho se le perdona, mucho ama!


La Fuerza del amor que fluye de nosotros, es en proporcion de cuanto nosotros reconocemos se nos ha perdonado.
Veamos la historia de la "Mujer pecadora" y el fariseo en su encuentro con Jesus.

Uno de los fariseos invito a Jesus a comer, asi que Jesus fue a su casa.
Y habia en aquel pueblo una mujer que tenia fama de pecadora, cuando ella se entero que Jesus estaria comiendo con el fariseo, se presento con un frasco de alabastro lleno de perfume.
Llorando se arrojo a los pies de Jesus, de manera que los bañaba en lagrimas. Luego se los seco con los cabellos; tambien se los besaba y se los ungia con el perfume.

El fariseo pensaba para si, Si este hombre fuera profeta, sabria quien es esta mujer, es una "pecadora".
Entonces Jesus le dijo a manera de respuesta: Simon, tengo algo que decirte.--Dime Maestro, respondio.
Dos hombres le debian dinero a cierto prestamista, Uno le debia quinientas monedas de plata y el otro cincuenta. Como no tenian dinero para pagarle, les perdono la deuda a los dos., Ahora bien, cual de los dos lo amara mas?.....Supongo que, aquel a quien mas se le perdono....Contesto Simon.
Haz juzgado bien--- le dijo Jesus.

Luego se volvio hacia la Mujer y le dijo a Simon: Ves a esta Mujer?....Cuando entre a tu casa, no me diste agua para los pies, pero ella me ha bañado los pies en lagrimas y me los ha secado con sus cabellos. Tu no me besaste, pero ella, desde que entre no ha dejado de besarme los pies. Tu no me ungiste los pies con perfume, Por eso te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados.
Pero a quien poco se le perdona, poco ama.
Entonces Jesus le dijo a ella: ---Tus pecados quedan perdonados, Tu Fe te ha salvado-- le dijo Jesus a la Mujer. ---Vete en paz. Lucas 7: 36-50

La Mujer, primero habia reconocido ella misma que era pecadora, y necesitaba de Jesus, para perdon de sus pecados. Segundo, se arrepintio con un corazon contrito y humillado, y por ultimo vino al encuentro de su Salvador, se postro a sus pies, para recibir el perdon de "todos" sus pecados.
Jesus no rechaza a nadie, todo aquel que lo busca con un arrepentimiento genuino, lo recibira. Asi mismo nosotros, recibimos a Jesus como nuestro Salvador personal, recibimos su amor incondicional, y no podemos mas que amarle y darle gracias!

Gracias Jesus por tu sangre derramada en el cruz del calvario, por el perdon de nuestros pecados, Oh Dios cuanto nos has perdonado, sin merecerlo!
Gracias por tu amor y misericordia inmerecidos. Te amamos Jesus, toma el control de nuestra vida, Te Adoramos Jesus!
Gracias por Tu Paz!<3